iVisual

El Desarrollo de Videojuegos no es un Juego

Como tod@s sabréis, los videojuegos se han introducido en nuestras vidas de una forma paulatina. Incluso, a veces, sin ser conscientes realmente de ello. Hace unos años, se consideraban creaciones de software revolucionarias. Hoy en día, se han convertido en algo tan común que mucha gente cree que son fáciles de desarrollar como pudiera ser un Tetris.

Pero, deberéis saber, que Tetris no fue para nada sencillo de desarrollar con la tecnología que estaba disponible en ese momento.

A pesar de los cambios en la cultura de internet y el acceso a tanta información como podemos imaginar (videotutoriales, libros, formación presencial y online…) todavía existen mucho desconocimiento sobre los desarrolladores de videojuegos. Mucha gente cree que la mayor parte del trabajo consiste en programar las diferentes piezas y asegurarse de que funcionen correctamente.

La realidad es que la programación no es la parte más integral de los videojuegos. Es el diseño, la escritura, las animaciones y, por supuesto, la mecánica del juego en general. Desarrollar videojuegos no requiere horas de programación, en realidad es una pequeña cantidad de trabajo para todo un proyecto.

En este blog, nos gustaría explicar los conceptos erróneos sobre el desarrollo de videojuegos que están surgiendo actualmente en Internet. 

El trabajo más duro y difícil es el Diseño

Uno de los aspectos más importantes de cualquier videojuego es destacar. Incluso si es parte de una franquicia que lanza de tres a cuatro títulos del mismo juego, es absolutamente necesario tener una nueva sensación para el nuevo juego. Si es imposible hacer esto a través de la mecánica del juego, los desarrolladores generalmente lo hacen a través de todos los aspectos del diseño.

Sin embargo, no es que cualquier persona pueda dibujar un personaje y los desarrolladores simplemente lo implementan a través del código. ¡No! Primero debes crear un personaje basado en el tema del juego. Esto requiere un nivel de creatividad que algunos de nosotros quizás no podamos imaginar. Una vez creado el personaje, es el momento de crear el personaje en el modelo 3D para que el desarrollador pueda agarrarlo y colocarlo en el mundo.

Una de las tendencias más modernas es crear un diseño 3D que sea «adaptable» y “reutilizable”. Esto significa que el diseño 3D está creado mediante varios “puntos” los cuales se juntan formando un personaje. Estos puntos se asignan posteriormente a un «traje de Capturas de Movimiento». Esto nos sirve para el diseño de movimiento, que probablemente hayas visto a través de El Señor de los Anillos (La película) o The Last of Us. 

Los puntos se capturan a través de los sensores del traje y asignan cada parte del diseño 3D a la persona que lleva el traje. Esto ayuda a capturar movimientos y reacciones faciales mucho más naturales de varios personajes y, a veces, elimina completamente el diseño y la creación de animaciones. Todo lo que se necesita es capturar miles y miles de posibles animaciones, asignarles variables y luego es una simple condición “If” en el código.

Conceptos erróneos sobre los generadores de números aleatorios

Para el segundo concepto erróneo, debemos visitar una industria de juegos ligeramente diferente a la de los videojuegos en general. Echemos un vistazo a los juegos de azar, donde la gente hace girar los ruletas o carretes y espera ganar algún tipo de dinero o premio.

Estos son los juegos en línea por dinero. Aunque es como la oveja negra de la industria de los juegos, todavía es un tema viable de discusión descubrir cómo los proveedores de software y otras empresas de subcontratación desarrollan estos juegos.

Una vez más, también vemos aquí la importancia del diseño. Cada proveedor de software conoce los métodos exactos para destacarse del resto de la industria y trata de llevarlo al extremo. Pero en general, el final es si el jugador puede tener una oportunidad justa de generar ingresos al jugar estos juegos.

Eso lo decide el código y los algoritmos que se implementan en el juego. En este caso, el código juega un papel mucho más importante que el diseño simplemente desde el punto de vista de las ganancias.

La idea errónea se refiere a los generadores de números aleatorios que se utilizan en el desarrollo de estos juegos. Más específicamente, los algoritmos que usan los desarrolladores para hacer que el juego cobre vida.

Muchos jugadores creen que todos los símbolos que aparecen durante las jugadas tienen RNG (Random Number Generator) y que son completamente aleatorios y pueden mostrar millones, si no miles de millones, de opciones en la pantalla de un jugador.

Bueno, eso es cierto hasta cierto punto, pero no del todo. La realidad es que los desarrolladores, así como los diseñadores, pasaron incontables horas haciendo varias combinaciones a mano. Así es, las personas detrás de estos juegos crean combinaciones específicas de símbolos que conducen a una victoria para el jugador. No se genera completamente al azar. Eso haría que el juego fuera casi imposible de ganar e inmediatamente perdería a todos sus jugadores. La esencia de atraer jugadores es darles una oportunidad justa de ganar algo.

La forma en que los desarrolladores lo hacen es crear miles y miles de resultados de símbolos y les dan un número de identificación específico. Luego compilan estos números en una base de datos y crean un algoritmo específico que nota los porcentajes asignados a estas combinaciones.

Por ejemplo, un premio mayor tendría una probabilidad del 0.000002% de ocurrir, mientras que una combinación que no genere ganancias tendría un 50% de probabilidad de ocurrir. El algoritmo se reinicia después de cada pulsación del botón y tiene en cuenta todas las combinaciones posibles que podría mostrar. Es por eso que dicen que no necesariamente puede obtener un premio mayor en 100 giros si la probabilidad es del 1%.

Siempre que se presione el botón de giro y observe la animación del giro, es cuando el algoritmo calcula qué resultado le mostrará una vez que finalice la animación.

× ¿Cómo puedo ayudarte?